De un tiempo a esta parte, CONFAE ha manifestado en más de una ocasión su total rechazo al llamado céntimo sanitario incluido dentro de la Ley de Medidas Económicas y Financieras de la Junta de Castilla y León.
 
El motivo lo recordó ayer nuestro presidente, Jesús Terciado, en Valladolid en el encuentro organizado por CECALE y en el que estuvimos todos los sectores y organizaciones, que como CONFAE, hemos firmado un manifiesto de rechazo absoluto a este nuevo impuesto en los carburantes que perjudicará aún más a las pymes y autónomos de toda la región.  Y lo dejó claro, no es un céntimo, sino hasta 4,8 céntimos por litro; y tampoco es sanitario porque no se demuestra que el pago del consumidor revierta íntegramente en la Sanidad. Además, falta al principio de solidaridad entre Comunidades Autónomas y dada su dudosa legalidad podrá ser anulada desde Bruselas. Su aplicación, lejos de tener algún efecto positivo supondrá un descenso del consumo del gasóleo del 45 % y del 25 % en la gasolina, lo que implicará unas pérdidas aproximadas de 300 millones y 37 millones de euros, respectivamente.
 
Tampoco es seguro que tenga el efecto recaudador que espera la Junta, porque según las estimaciones realizadas por distintas fuentes empresariales, si debido a esta medida baja el consumo en Castilla y León, sólo un descenso del 10 % supondrá ya que la medida es perjudicial, incluso, desde el punto de vista de la recaudación.
 
Una medida, mala para todo el mundo
La posición de la Confederación y de las asociaciones que se han pronunciado en contra de la medida, taxistas, estaciones de servicios, transporte, auto escuelas y autónomos, es unánime: perjudicará a todos, empresas y consumidores, sin excepción. Al respecto, José Manuel Terceño, presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de la Provincia de Ávila, considera que no sólo es una medida funesta para las empresas de Castilla y León, que les restará competitividad, sino que encima va a tener el efecto contrario de lo que busca, se recaudará menos porque habrá muchas ventas que se desvíen a otras comunidades, debido a que la región está rodeada por otras en las que no se aplica este impuesto.
 
Como agravante, añade que es una decisión mal tomada y en el peor momento. Además, advierte que no sólo perjudica a las estaciones de servicio sino a todos los consumidores que van a ver cómo les sube todo: el pan, la leche,  etc. Sencillamente porque, como se sabe, el incremento de los combustibles repercute en todos los productos y en todos los servicios. 
 
El manifiesto
 
Reunidos en la sede de CECALE representantes de CECALE[i], CONFAE, FAE, FELE, CPOE, CONFAES, FES, FOES, CVE, CEOE- CEPYME ZAMORA, FECALBUS, AVECAL, FETRACAL, ALECA, CONFERCO, ACALINCO, CYLTRA, FACALE, UNIATRAMC, FEACYL, FERECLAES, FEDERACIÓN REGIONAL DE TAXIS, CONSEJO SECTORIAL DE LOGÍSTICA Y TRANSPORTE DE CECALE
 
DECLARAMOS QUE:
Cuando aún no nos hemos despedido de la crisis económica y la sociedad castellano y leonesa continua viviendo bajo la amenaza de las complicaciones económicas y sociales que de ésta se derivan; cuando las previsiones que nos llegan de Europa aún están lejos de certificar la inminente llegada de una época de crecimiento con la que poner fin a la de recesión, al cierre de empresas y a la consecuente destrucción de puestos de trabajo; cuando aún la Comisión Europea no ha dado el visto bueno para que, en España, puedan existir diferenciaciones territoriales en el Impuesto armonizado sobre Hidrocarburos, la Administración regional decide aprobar, de forma precipitada y poco meditada, la implantación del denominado “céntimo sanitario”, que por su dudosa legalidad en el marco europeo, es posible que próximamente deba ser reformado. Un impuesto, cuanto menos inoportuno y desacertado, con el que a pesar de lo que se cree, no sólo no se solucionará el problema de financiación que tiene la sanidad pública, sino que se generarán otros nuevos.
No en vano la implantación de esta nueva carga, que afecta directamente al consumo, y que redunda en empresas, trabajadores, y familias, falta al principio de solidaridad que debe de existir entre Comunidades Autónomas. Castilla y León, la región más extensa de Europa, territorio de paso para el tráfico de camiones, jugará a partir de la implantación de este nuevo impuesto con desventaja, dado que transportistas y turistas harán sus cálculos y repostarán en las nueve Comunidades Autónomas limítrofes para abaratar sus facturas de combustible. 
Según las estimaciones realizadas por los distintos sectores la pérdida de ventas en volumen de combustible en la comunidad, debido a la deslocalización del consumo, pondrá en riesgo no sólo la recaudación que estima la Junta, sino también que ésta, precisamente por la deslocalización, sea menor.
Punto y aparte de esta quiebra del principio de unidad fiscal y del tremendo agravio comparativo para con el resto de los españoles, además de afectar a las empresas suministradoras, el nuevo impuesto perjudicará seriamente al sector del transporte, especialmente el de los pequeños empresarios y los autónomos, quienes verán mermados sustancialmente sus resultados como consecuencia de un obligado incremento en los costes de producción de unos productos y servicios que se ponen en el mercado, en un marco de recesión económica, en el que la capacidad adquisitiva del consumidor se ha visto fuertemente reducida.
Los presentes si bien reconocemos que la financiación de la sanidad precisa de un replanteamiento integral, entendemos que los problemas que la medida pretende solventar pudieran encontrar mejores soluciones con otras iniciativas públicas basadas en la eficiencia de la mejora de la gestión, en la externalización hacia la empresa privada de determinados servicios, independientemente de cuestiones de índole política como, el copago sanitario, la financiación de las CC AA y los servicios que deben prestar por las competencias asumidas, y sobre todo, en la promoción del uso adecuado, racional y necesario de los servicios sanitarios. 


[i] CECALE- Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León / CONFAE- Confederación Abulense de Empresarios/ FAE – Confederaciones de Asociaciones Empresariales de Burgos/ FELE – Federación Leonesa de Empresarios / CPOE- Confederación Palentina de Organizaciones Empresariales / CONFAES – Confederación de Organizaciones Empresariales Salmantinos / FES – Federación Empresarial Segoviana / FOES – Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas / CVE – Confederación Vallisoletana de Empresarios / CEOE-CEPYME ZAMORA – Confederación de Organizaciones Zamoranas de Empresarios / FETRACAL.- Federación de transporte de mercancías por carretera de Castilla y León / FERECLAES.- Fed. Reg. de Cyl de asociaciones de estaciones de servicio / FECALBUS.- Federación Castellano Leonesa de Tte en Autobús / AVECAL.- Agrupación de Vendedores al por Menor de carburantes y combustibles de CyL / CONFERCO.-Confederación Regional de Comercio / CYLTRA.- Federación de Transportistas de CyL / UNIATRAMC.- Unión de Pequeños Autónomos del Transporte y de las Comunicaciones (de UGT) / ALECA.-  Asoc. Reg. De Empresarios de Ambulancias de CyL / FEACYL.- Federación de Empresarios Autónomos de CyL / ACALINCO.- Asociación Castellano-Leonesa de Empresas de Ingeniería, Consultoras y Servicios Tecnológicos. / FACALE.- Federación Autoescuelas de Castilla y León