Desde CONFAE queremos realizar una primera valoración del proyecto de presupuestos de la Junta de Castilla y León para 2018, a la espera de conocer todos los detalles que se presentarán en los próximos días.

El borrador contempla para la provincia de Ávila unas inversiones de 26.204.056 euros, lo que supones un incremento del 36 por ciento sobre el ejercicio anterior. Dicho aumento nos sitúa en una posición moderada respecto a los últimos lugares ocupados en años anteriores, saludando con optimismo este nuevo tratamiento, si tenemos en cuenta que el crecimiento medio de las inversiones en Castilla y León ha sido del 16 por ciento.

Hay que destacar en Ávila los primeros 6 millones de euros destinados a la construcción del parque de proveedores de Nissan; así como las inversiones que se llevarán a cabo en los polígonos de Vicolozano y de Arévalo, actuaciones todas ellas imprescindibles para que Ávila gane peso industrial. Deben extenderse paulatinamente a otros polígonos de la provincia con potencial de desarrollo y con núcleos de población significativos.

Existen otras actuaciones relevantes vinculadas a la construcción de depuradoras de aguas residuales, prevención de incendios, educación y conservación de carreteras, entre otras. En este último caso, las inversiones se centran en varias vías, como la AV-905, la CL-501 o la CL-605, además de la AV-500, si bien se está a la espera de conocer con más detalle actuaciones e inversiones para esta carretera que, conforme al compromiso de la Junta, se adaptará durante el actual mandato para mejorar la comunicación con Madrid, entre Ávila y El Espinar, en términos de seguridad, tiempos y costes. Este objetivo se empieza a ver desde CONFAE con preocupación si realmente en 2018 solo se prevé una pequeña inversión para ampliar el firme entre Urraca Miguel y la provincia de Segovia.

Hubiéramos querido ver también referencias a actuaciones cofinanciadas por Junta de Castilla y León y Estado para avanzar en ya viejos objetivos, como la unión de Ávila con la A-6 por autovía, dirección Tordesillas; la mejora eficiente y efectiva de la comunicación por ferrocarril entre Ávila y Madrid, o pasos más comprometidos para que la A-40 y su enlace con la A-6 pasen de los estudios informativos a los hechos consumados.

También creemos que es urgente, y todavía posible dado el estado de tramitación en el que se haya el presupuesto regional, que se incluyan consignaciones para iniciar el desarrollo del Plan Industrial de la provincia ‘Ávila 2020’. Es urgentísimo que altos cargos competentes de la Junta de Castilla y León reciban a los signatarios de los consejos abulenses de Diálogo Social para que este Plan sea presentado, pues es fundamental para que Ávila recorte déficits industriales, generando empleo y localizando población en toda la provincia; dirección esta, por cierto, en la que vendría muy bien una apuesta más fuerte para mejorar estructuras que favorezcan la productividad y el valor añadido de la agricultura y la ganadería.