Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística –INE-, durante el mes de enero los precios bajaron en la provincia de Ávila un 2,2% respecto al mes anterior, situando la tasa de inflación de variación anual en el -2,6 %.  Por cierto, el valor más bajo de todo el país.

 

Tanto a nivel regional como nacional los precios también han seguido bajando durante el primer mes del año, de hecho todas las provincias españolas presentan tasas negativas de inflación o deflación, que sería el término más correcto, ya que si la inflación se refiere al aumento de los precios de los bienes y servicios, lo contrario, la bajada de los precios, se denomina deflación. Como hemos comentado en otras ocasiones, según la teoría económica, la deflación por sí sola, sin ser una noticia del todo positiva, si es por un periodo corto de tiempo tampoco tiene que tener efectos  del todo negativos para la economía, ya que, entre otras cosas, genera un cierto efecto riqueza al aumentar ligeramente el poder adquisitivo. Sin embargo, el poder adquisitivo de familias y empresas no depende únicamente del IPC, también influye el coste de los créditos, el coste laboral, el nivel salarial o la carga impositiva, entre otros muchos factores.

 

En Castilla y León, los precios bajaron un 2,1% respecto al mes de diciembre, por lo que la tasa de variación anual es del -1,8 %; por su parte, en el conjunto del país, los precios bajaron algo menos respecto al mes anterior, en concreto, un -1,6 %, situando la tasa de variación anual en el

- 1,3%.
 

Según el INE, el comportamiento de los precios se debe, principalmente, a la caída de los precios del grupo del Transporte, -7,7 %, por el descenso de los precios del petróleo en origen, no de los impuestos que lo gravan. A la bajada de los precios del grupo de la Vivienda, -0,4 %, igualmente influenciada por el abaratamiento del gasóleo calefacción y del gas. Aunque en menor medida, también han bajado los precios del grupo del Vestido y del calzado, -0,1 %; del grupo de Alimentos y bebidas alcohólicas -0,4 %

 

Aún es pronto para dar por sentado como se comportarán los precios en 2015, no obstante, esperemos que registren un repunte para evitar uno de los riesgos que ha apuntado la patronal CEOE como posible en 2015, esto es, el que se consolide un escenario de baja inflación prolongado que dificulte el proceso de desapalancamiento.