La Asociación Provincial de Autoescuelas de Ávila ha expresado su malestar ante la situación que está provocando la huelga de examinadores de Tráfico en la última semana, cuando 54 aspirantes al carnet de conducir se han quedado sin poder realizar las pruebas (tanto las de circulación como las de pista).

Las protestas comenzaron el pasado 19 de junio, organizándose los paros durante uno, dos o tres días a la semana (lunes, martes y/o miércoles), según la decisión personal de cada examinador.

En el caso de nuestra provincia, donde hay cinco profesionales de Tráfico, solo un examinador ejerció su derecho a la huelga durante las tres primeras semanas, y lo hizo durante un día a la semana. De esta forma, 13 alumnos de las autoescuelas asociadas a CONFAE se quedaron sin poder realizar la prueba cada jornada.

Sin embargo, la situación se ha agravado en los últimos días, ya que el 18 de julio ha habido tres examinadores que hicieron huelga, y a la jornada siguiente, dos examinadores. Esto ha provocado que 54 alumnos (29 el martes y 25 el miércoles) no hayan podido hacer los exámenes.

De continuar así, a la Asociación de Autoescuelas le preocupa que se pueda formar un tapón de aspirantes a conductores pendientes de examinarse. Esta situación, además, también repercute negativamente en la formación de los alumnos, tal y como señala el presidente de este colectivo, Óscar Jiménez Albarrán.

“No apoyamos la huelga de los examinadores porque está haciendo un daño enorme a nuestras empresas”, continúa Jiménez Albarrán. “Las autoescuelas están en una situación muy difícil y estos paros nos repercuten muy negativamente en una época, el verano, con mucha actividad en nuestro sector”.

Desde la Asociación Provincial de Autoescuelas de Ávila también se quiere agradecer la colaboración de la Jefatura Provincial de Tráfico, con quien se mantienen conversaciones constantes para intentar paliar, en la medida de lo posible, los daños que provoca esta situación.