ELECCIÓN DE LA FORMA JURIDICA

 

 

La elección de la forma jurídica a adoptar para la puesta en marcha de una nueva empresa debe ser objeto de un detenido estudio, a fin de elegir aquella que mejor se adapte a las características del proyecto a desarrollar. Es difícil establecer unos criterios generales que permitan determinar la forma jurídica más adecuada en cada caso concreto, dado que cada proyecto empresarial tiene unas características y objetivos. No obstante, sí se pueden citar algunos aspectos generales a tener en cuenta en el momento de efectuar la elección: Tipo de actividad a ejercer, número de personas que van a intervenir, responsabilidad de los promotores, estructura organizativa, capital mínimo exigido para el desembolso, aspectos fiscales, flexibilidad en el régimen y facilidad de salida de la empresa.

 

 

1.PERSONA FÍSICA:

 

1.1 Empresario Individual

1.2 Comunidad de Bienes

1.3 Sociedad Civíl 

 

 

2. PERSONA JURÍDICA:

 

2.1 Sociedad Limitada

2.2 Sociedad Anónima

2.3 Sociedad Nueva Empresa

2.4 Sociedad Unipersonal

2.5 Sociedad Laboral

2.6 Sociedad Cooperativa

 

 

 

3. COMPARACIÓN DE LAS DISTINTAS FORMAS JURÍDICAS

 

 

En este apartado puede ver una relación de las distintas formas jurídicas y las características más relevantes de cada una de ellas.

 Ver cuadro