El paro ha crecido durante el mes de noviembre en 310 personas en Ávila (+2,23%), aunque la variación interanual sigue mostrando un descenso del 10,79% (1.716 parados menos que en noviembre de 2015). Además, el número medio de afiliaciones disminuye este mes un 3,33%.

Es verdad que noviembre es malo para el mercado laboral de nuestro país, si bien en los tres últimos años había bajado el paro en este mes. No obstante, en comparación con noviembre de 2015, el paro a nivel nacional se ha reducido un 8,66 por ciento, tasa interanual que lleva ya 38 meses seguidos a la baja.

Por otra parte, es también negativa la evolución de las afiliaciones, cuyos datos reflejan la pérdida real de empleo.

La provincia de Ávila ha experimentado un acusado aumento del paro, sobre todo en la agricultura y en los servicios, pudiendo en ambos casos deberse a razones estacionales que, por otra parte, se dieron igualmente en los últimos años.

Esto nos lleva a ratificar que la provincia de Ávila precisa de un fortalecimiento de la estructura económica, que debe venir de la mano de un tejido industrial que precisa de políticas públicas de promoción. Esto nos lleva a reivindicar de nuevo una implicación más comprometida de las administraciones competentes con el crecimiento económico y con la creación de empleo.