De nuevo malas noticias para el mercado laboral español y, por extensión, provincial y regional. Y es que según acaba de publicar el Servicio Público de Empleo, durante el mes de marzo se incremento el paro en nuestra provincia en 244 personas, lo que supone un 1,38 % más respecto al mes anterior y total de 17.920 personas sin trabajo. En términos anuales el paro ha crecido en 2.411 personas o lo que es lo mismo, un 15,55 %.

Por sectores, en la provincia de Ávila el desempleo se reparte de la siguiente manera: 877 en la Agricultura; 1.562 en la Industria; 4.711 en la Construcción; 8.353 en los Servicios; y 2.417 en el colectivo de “Sin empleo anterior”.

 
En el resto de la región, el paro también ha vuelto a subir, en concreto en 3.481 personas que hacen un total de 229.565 desempleados en Castilla y León. En términos relativos este nuevo incremento supone un 1,54 % más respecto al mes anterior y un 12,76 en la variación anual que acumula 25.979 personas en el paro.
 
Con este panorama es de esperar que las cifras nacionales sigan la misma tendencia negativa sumando nuevos incrementos que nos acercan poco a poco a la cifra de los cinco millones de parados. En concreto, en 4.750.867 tras sumarse en marzo un total de 38.769 desempleados más, es decir, un 0,82 % respecto al mes anterior. En términos anuales el incremento es de 47.198 personas, es decir, un 9,63 %.
 
A propósito de las malas noticias para el mercado laboral español, precisamente ayer, Eurostat publicaba las cifras de paro de la eurozona correspondientes al mes de febrero. Según éstas, España está a la cabeza del paro en la eurozona con una tasa de paro del 23,6 % y con más de la mitad de los jóvenes sin trabajo (50,5%).
Nuestro país se aleja así de la tasa media de desempleo europea que se encuentra en el 10, 8%. Según los cálculos de la agencia estadística europea en enero cerca de 24, 550 millones de personas  estaban sin trabajo, lo que implica un aumento mensual de 167.000 personas en el conjunto de la Unión Europea y 162.000 en la zona euro.
 
Sin embargo, no todos los países de nuestro entorno acusan de igual manera el problema del paro, pues países como Austria, Países Bajos y Luxemburgo con un 4,2%, 4,9% y 5,2 %, respectivamente están muy por debajo de la tasa media de paro en Europa. España, con una tasa del 23,6 %, desgraciadamente forma parte del grupo de países que superan con creces dicha media, Grecia con un 21 %, Portugal con un 15 %; e Irlanda con un 14, 7 %.
 
Parece claro que el problema del paro en España tiene un claro componente estructural que ha favorecido, entre otras cosas, la rigidez del sistema de relaciones laborales. Por tanto, creemos, ahí están las cifras, la Reforma Laboral es una cuestión de suma importancia para cambiar un sistema que se ha demostrado ineficaz en los malos tiempos y limitado en los de bonanza.
 
Aún con todo, el día nos ha traído algún dato positivo, el tímido repunte a nivel nacional en el Régimen Especial de Autónomos que aumentó en 4.867 afiliaciones en el mes de marzo.