En relación con el convenio que han alcanzado empresa y trabajadores de la plata de Nissan en Ávila, CONFAE quiere agradecer el esfuerzo que ha hecho la compañía para mantener actividad económica en Ávila, así como su compromiso para garantizar los 471 empleos directos existentes, dejando abiertas las puertas para diversificar y crecer en el futuro.

Es preciso reconocer simultáneamente la flexibilidad que, respecto a las condiciones laborales, han mostrado los trabajadores para asegurar la persistencia de la empresa en Ávila y afianzar su competitividad respecto de otros centros de la compañía.

Hay que resaltar también el compromiso del Ayuntamiento de Ávila, a través de su alcalde, José Luis Rivas, para que se agilicen los trámites de cara a la construcción de las instalaciones que exige el nuevo plan de la compañía.

Aún así, como organización empresarial referente en la provincia de Ávila, y casa natural de todos los empresarios, debemos considerar:

• Nuestra preocupación por las incertidumbres que se ciernen sobre las empresas auxiliares y puestos de trabajo indirectos que Nissan, fábrica de camiones, mantiene en su actual configuración.

• Nuestra confianza en que Nissan tenga a Ávila permanentemente en la retina y no descarte nunca que nuestra provincia es una opción excelente para acoger una fábrica de vehículos de la compañía, en base a factores que repercuten directamente en la competitividad como la ubicación geográfica, el potencial logístico, la paz social, o las facilidades para acceder a suelo industrial.

• Nuestra apuesta en favor de que la Junta de Castilla y León, tal como ha anunciado su consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, respalde las inversiones que requiere el Plan Industrial de la empresa (fábrica de recambios) y la adaptación formativa de los trabajadores. Incluso que vaya más allá; de tal modo que la administración regional haga suya la necesidad de reindustrializar Ávila por los cauces que contempla el Plan Director Industrial. El Gobierno regional tiene que tener muy en cuenta la mínima actividad industrial y los máximos niveles de desempleo en que nos movemos, recabando en este objetivo la plena implicación también de Ayuntamiento de Ávila y Diputación Provincial, a través del Plan de Dinamización Industrial que están ultimando ambas instituciones con los agentes económicos y sociales.