Miembros de CONFAE se reunieron ayer, miércoles, con los parlamentarios nacionales y los procuradores regionales del PP abulense, tras la petición formulada por la Confederación a mediados de noviembre ante la inminente formulación de los presupuestos del Estado y de la Junta de Castilla y León para 2017.

Desde CONFAE se destaca la excelente acogida dispensada por el secretario general de dicho partido en Ávila, Carlos García, que ha interpretado con acierto la necesidad de que los representantes del empresariado abulense, encabezado por el presidente de CONFAE, Juan Saborido, mantengan un cauce de encuentros permanente para contribuir a la mejora de la economía y el empleo, desde el entendimiento institucional.

La Confederación quiso centrar inicialmente sus propuestas en dos frentes. Por un lado, la resolución de grandes asignaturas pendientes, que lo son, en muchos casos, porque un año tras otro no se resuelven: la conexión de Ávila con la A-6, la construcción de la autovía A-40, el desdoblamiento de la N-110, una solución para el puente de La Gaznata, un plan específico para mejorar la vía férrea entre Ávila y Madrid, la recuperación de los servicios de estaciones en el tramo hasta El Escorial, la conexión con la Alta Velocidad, o la extensión del Museo del Prado.

Y por otro, sobre las actuaciones que están en curso: exigencia para que se cumplan los compromisos de inversión sobre el polígono de Las Hervencias, y avances en la mejora de la carretea Ávila – El Espinar hasta entroncar con el peaje.

Además, los representantes de la patronal expresaron planteamientos nuevos que se van imponiendo entre las preocupaciones del tejido empresarial abulense: la mejora de polígonos emergentes, en crecimiento y con demanda (como Vicolozano, La Colilla, Las Ventillas de Sotillo de La Adrada y el Brajero de Las Navas del Marqués), la apuesta para que Ávila pueda localizar industria a través de estrategias logísticas como la creación de un puerto seco (aprovechando la plataforma del Cylog), creación de clúster vinculados a sectores destacables de actividad, y la inclusión de la provincia entre las prioridades del Plan Director Industrial de Castilla y León. Desde CONFAE también se considera necesario la creación de un parque empresarial centrado en el sector agroalimentario, reforzando dicho parque con un centro tecnológico que aporte I+D+i y con un espacio empresarial para atraer inversiones vanguardistas sobre componentes del vehículo eléctrico. Por último, se apuesta por una estrategia conjunta de todas las administraciones, incluso la provincial y las locales, para liderar la industria de futuro, como la Industria 4.0, la Industria Cultural o la Adaptación Digital.

Se abordó la situación que atraviesa la fábrica de Nissan en Ávila, ya que su pérdida tendría graves repercusiones en el tejido económico y en el empleo de una provincia con una escasez industrial y unas tasas de paro alarmantes. CONFAE cree que Junta y Estado tienen que vigilar el cumplimiento de los compromisos a la empresa, pero también ser flexibles dadas las complejidades de los mercados globales y la competencia internacional, apostando prioritariamente por el mantenimiento de la empresa en Ávila por su influencia industrial, por su repercusión en las empresas auxiliares, y por el carácter humano que tienen sus cientos de empleos directos o indirectos. En este sentido, se puso de manifiesto que las administraciones han demostrado esa capacidad de negociación y financiación en otras muchas circunstancias parecidas.

En la reunión, celebrada en la sede del PP, también se hizo mención a otras propuestas que se quieren hacer a las instituciones locales y provinciales relacionadas con el turismo (desde la consideración de que hay que construir estandartes permanentes como polos de atracción), con el comercio, o con el modelo de ciudad que precisa Ávila para ganar la partida al futuro, contando con nuestros jóvenes como activo esencial.

Del mismo modo, se trató el problema social y humanitario de los enfermos sometidos a tratamientos de radioterapia. CONFAE considera una petición justificada la instalación de un acelerador lineal por el número de pacientes y sus ratios por equipo, amén de razones humanitarias que deberían ser prioritarias.

Hubo tiempo para agradecer al Gobierno la iniciativa de centralizar en Ávila los exámenes de acceso a la Policía y solicitar al Ministerio de Interior que mantenga esta tendencia que ha supuesto para Ávila más de 60.000 visitas.

Los miembros del CONFAE dejaron patente la capacidad del empresariado para seguir arriesgando y emprendiendo, pese al desaliento que genera el trato discriminatorio y desproporcionado que acumula Ávila en las inversiones presupuestarias de Estado y Junta, que se agrava aún más si tenemos en cuenta las inejecuciones de proyectos que también se producen.

 

Agradecemos al PP la sensibilidad mostrada por la consejera Alicia García y por los procuradores en Cortes y los diputados y senadores en general, atentos y consecuentes con las demandas de los empresarios; lamentando, eso sí, el insuficiente nivel de receptividad mostrado, en opinión de CONFAE, en cuanto a algunos de los problemas vinculados a los Presupuestos Generales del Estado que acucian a la sociedad abulense y que no acaban de resolverse. Esto no obstruyó un marco de diálogo que fue positivo entre todos los participantes y que debe tener su continuidad en el corto plazo, desde un clima de optimismo constructivo que entre todos debemos trasladar a la sociedad.