CONFAE ha impartido la formación del segundo ciclo de formación en Prevención para fontaneros y electricistas

Durante los meses de abril y mayo, la Confederación ha impartido la formación obligatoria del Segundo Ciclo de Formación en Prevención de Riesgos Laborales  por puesto de trabajo para fontaneros y electricistas.
Dicha formación se incluye en la formación exigida en el Acuerdo Estatal del Sector del Metal.
Así, en Arévalo se han desarrollado dos cursos. El primero, del 16 al 19 de abril sobre Prevención de Riesgos Laborales: Electricidad, montaje y mantenimiento de instalaciones eléctricas de alta y baja tensión. El segundo, del 16 al 20 de abril sobre Prevención de Riesgos Laborales: Fontanería e Instalaciones de climatización. Han participado un total de 17 personas.
Estos mismos cursos se han impartido además en  Piedrahita, el primero del 23 al 30 de mayo; y el segundo los días 29 y 30, también, de mayo. En esta ocasión, han participado 15 personas.
La Confederación fue homologada hace unos meses  para impartir toda la formación sobre Prevención de Riesgos Laborales regulada en el IV Convenio Colectivo General del Sector de la Construcción, así como la formación en esta material regulada en el Acuerdo Estatal del Sector Metal. En concreto, se han  homologado todos los centros de Formación de la Confederación, tanto el de Ávila capital como los centros de Arévalo, Arenas de San Pedro, Cebreros y Piedrahíta.
Desde hace un año,  Junio de 2011, CONFAE ofrece este tipo de formación. Durante este periodo, se han llevado a cabo los cursos de Prevención de Riesgos Laborales del Primer ciclo de formación nivel inicial, los cursos de formación por oficios, los cursos de formación específica y los cursos de formación del segundo ciclo de formación.
En total, se han realizado 28 cursos, en las localidades de Ávila, Arévalo, Arenas de San Pedro, Cebreros y Piedrahíta; y han participado cerca de 250 profesionales.


FREMAP organiza una jornada técnica sobre la seguridad eléctrica en operaciones de mantenimiento en colaboración con CONFAE

Dentro de la línea de colaboración que mantienen CONFAE, FREMAP y la Unidad de Seguridad y Salud Laboral de la Junta de Castilla y León en materia de prevención de riesgos laborales, se ha celebrado una nueva jornada técnica, esta vez, sobre la seguridad eléctrica en las operaciones de mantenimiento. Dirigida, especialmente, a profesionales de la prevención, directores, técnicos y responsables de fabricación y mantenimiento.
El objetivo, analizar los factores de riesgo de origen eléctrico en las operaciones de mantenimiento, poniendo el acento en los equipos, las instalaciones y los trabajos y en las exigencias técnico-normativas tales como documentación, revisiones, características de los componentes o las condiciones del lugar. Sin olvidar la importancia del control de las condiciones de riesgos mediante la utilizaciones de técnicas y procedimientos de trabajo.
De todo ello se ha encargado el ponente, Javier Minoves Casals, que es Ingeniero Técnico Industrial Eléctrico, Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales en las Especialidades de Seguridad, Higiene y Ergonomía. Lleva vinculado profesionalmente a FREMAP desde 1980, su actividad se ha centrado especialmente en el riesgo eléctrico, participando como experto de FREMAP en diferentes cursos, jornadas y publicaciones técnicas sobre el tema.

Contenidos
Durante tres horas, los asistentes han aprendido todo lo relacionado, en primer lugar, con el mantenimiento: reparación, control, puesta en servicio. Instalaciones en general, equipos, maquinas. Diferenciando, además, en los tipos de mantenimiento según sea correctivo, preventivo o predictivo.
En segundo lugar, se ha hablado de los distintos tipos de personal. El personal de mantenimiento eléctrico, el habilitado para trabajos eléctricos; y el personal de mantenimiento mecánico, usuario de instalaciones-equipos y herramientas eléctricas.
En tercer lugar, se han analizado los accidentes eléctricos tanto en operaciones de mantenimiento mecánico como en operaciones de mantenimiento mecánico. 
Después, ha sido el turno de las operaciones de mantenimiento en instalaciones eléctricas de alta y baja tensión y del personal cualificado para efectuar cada una de ellas. Asimismo, se han explicado otras operaciones de mantenimiento en instalaciones generales y del personal habilitado para este tipo de mantenimiento y de los usuarios de instalaciones, equipos y herramientas eléctricas.
Por último se han analizado los tipos de instalación, equipos y herramientas y  las características del emplazamiento en función de las siguientes condiciones: seco, húmedo, mojado, conductor seco, conductor mojado, sumergido, polvoriento y con riesgos de explosión.