El presidente de la Confederación Abulense de Empresarios, Juan Saborido, ha enviado hoy sendos escritos a la Diputación Provincial y al Ayuntamiento de Ávila solicitando el apoyo expreso y público al proyecto de mejora de la carretera que une Ávila con El Espinar (AV-500 / SG-500) que está elaborando la Junta de Castilla y León, a demanda de la mayor parte de la sociedad económica, política y social de la provincia.

En las cartas, dirigidas al presidente provincial, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y al alcalde de la capital abulense, José Luis Rivas, se recuerda que la mejora de dicha vía se sustenta en “argumentos potentes”, tales como la seguridad de las personas, la practicabilidad del trayecto o la reducción de tiempos y costes, entre otros.

Mientras que “el coste de los peajes sigue siendo tan elevado como disuasorio”, los accidentes de tráfico en la AV-500 / SG-500 “se suceden desgraciadamente porque la carretera carece de condiciones mínimas de trazado, arcenes, señalización horizontal, anchura y visibilidad, circunstancias que se acentúan con los pronunciados cambios de rasante”.

La actuación de mejora de la vía es necesaria por motivos de seguridad y economía, “y apenas puede haber afecciones de carácter medio-ambiental, ya que las mejoras se aplicarán en esencia sobre el trazado actual”. Los “rechazos puntuales” que se están produciendo, como los del Ayuntamiento de El Espinar o de algún grupo ecologista, “obedecen, en el primer caso, a una falta de sensibilidad hacia los intereses abulenses, ya  que sus vecinos no tienen que discurrir por 35 kilómetros tortuosos y arriesgados para llegar a la A-6”. En el caso de los ecologistas es preciso insistir en que se actuará prioritariamente sobre el mismo trazado, y sin perder de visa la prioridad de salvaguardar la vida de las personas.