CONFAE impartió ayer, jueves, el seminario teórico-práctico de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) ‘El riesgo de incendio en la empresa’, financiado por la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Empleo de la Junta de Castilla y León. El curso, destinado a empresarios, autónomos, trabajadores y desempleados, se celebró en el Parque de Bomberos de Ávila, con la asistencia de 12 alumnos

Los asistentes a esta acción formativa hicieron prácticas con fuego real de distintas características y utilizaron para su extinción diferentes tipos de extintores, además de usar agua con varios modeles de mangueras para hacer frente a las llamas.

La parte teórica incluyó contenido general de PRL (responsabilidad civil, administrativa y penal en relación a la siniestralidad laboral, modelo de organización preventiva, evaluación de riesgos, plan de emergencias, etc.) y contenido específico. En este último caso, se abordó: el riesgo de incendio en el trabajo, el protocolo a seguir en la seguridad contra incendios, la psicología de las personas afectadas en emergencias, el conocimiento del fuego, física y química de la combustión, productos de la combustión, mecanismos de extinción de incendios, clases de fuegos, agentes extintores, técnicas de extinción, recomendaciones a seguir en caso de incendio

 

Esta actividad nace fruto del Dialogo Social, que es y ha sido, uno de los elementos básicos de la política de prevención de riesgos laborales en la Comunidad de Castilla y León. Concretamente es en el Marco de la II Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad y Conciliación en el Empleo, firmada el 27 de enero de este año 2016 entre la Administración de la Comunidad de Castilla y León y las entidades sindicales y empresariales más representativas de Castilla y León, para el periodo 2016-2020, donde se incluye el V Acuerdo de prevención de riesgos laborales, acuerdo que da continuidad a los distintos  anteriormente firmados desde el año 2002.

 

Este V Acuerdo de Prevención de Riesgos Laborales tiene como objetivos generales el logro de alcanzar una siniestralidad cero y una máxima coordinación de todas la figuras preventivas. Y establece  como objetivos específicos: el fomento de de la cultura preventiva, avanzar en el estudio, información y difusión desde edades tempranas, sensibilizar y concienciar en materia de prevención de riesgos laborales, la formación como instrumento de mejora, promover las condiciones de seguridad y salud en el trabajo, especialmente en sectores, actividades, colectivos y empresas de más riesgo, prevención de riesgo laboral como distintivo de excelencia y calidad, asesoramiento y negociación colectiva de las agentes sociales y económicos y la eficacia y eficiencia de la prevención.