Aunque el Índice de Precios al Consumo (IPC) en abril registró en Ávila un incremento del 0,9 por ciento respecto al mes anterior, desde la Confederación Abulense de Empresarios (CONFAE) se destaca que la provincia sigue manteniendo un importante descenso en la variación anual. Si se toma como referencia el mismo mes del año anterior, la caída es del 1,5 por ciento, frente al -1,3 por ciento de Castilla y León y el -1,1 por ciento a nivel nacional.

Además, Ávila registra el segundo mayor descenso de la región, solo superado por León (-1,6%) y por encima de Salamanca (-1,4%), Burgos, Palencia, Valladolid (los tres con -1,3%), Segovia (-1,1%) y Zamora (-0,9%). Por otra parte, en nuestra provincia también es negativa la variación del IPC en lo que va de año, con -1,3 por ciento.

Desde la Confederación se apuesta por un crecimiento del IPC sostenible que vaya a la par con el crecimiento económico y no suponga, en ningún caso, un aumento de los precios contrario al nivel de vida y al poder adquisitivo de los abulenses.

Suscribimos la opinión de la CEOE al señalar que, para el conjunto de 2016, la evolución de la inflación seguirá muy condicionada por el comportamiento del precio del petróleo. De mantenerse en los niveles actuales, podría prolongar el periodo de inflación en tasas negativas, al menos, durante la primera mitad del año, recuperando valores positivos en la segunda parte del año.