Tras la fuerte nevada que cayó sobre Ávila la semana pasada y una vez que la ciudad ha retomado la normalidad en su día a día, CONFAE quiere solicitar a las autoridades competentes que se revisen y mejoren los procedimientos de actuación ante estas inclemencias meteorológicas, con el fin de que, en futuras ocasiones, se reduzcan las consecuencias negativas que la nieve y el hielo han provocado en distintas actividades empresariales e industriales.

El impacto ha sido importante para el sector profesional de la provincia, sobre todo por las dificultades de acceso y transporte en distintas zonas. Hay que destacar la repercusión en el comercio, ya que la nevada se ha producido justo en el momento en el que comenzaban las Rebajas de Invierno, una época especialmente clave para los establecimientos de ropa y calzado.

La distribución, el transporte y el acceso a las actividades de fabricación de las áreas industriales de toda la provincia, entre otros sectores, también se han visto afectados por esta situación.

Lejos de polémicas infructuosas y de debates sobre responsabilidades y actuaciones mejorables, desde la Confederación queremos invitar a la reflexión para que en el futuro se pueda dar una mejor respuesta. Entendemos el carácter excepcional y desproporcionado de esta nevada y que sus dimensiones hicieron imposible una recuperación inmediata de la normalidad, pero estamos convencidos de que se pueden incluir nuevas medidas en los planes de viabilidad invernal para lograr una actuación más adecuada a las necesidades de la provincia, además de aprovechar la experiencia para afrontar posibles situaciones similares en un futuro.

Es importante valorar el trabajo realizado por los distintos profesionales y voluntarios que, junto con los vecinos, han trabajado duro estos días por devolver a Ávila a la normalidad, lo cual no es óbice para reclamar más recursos y medidas excepcionales para nevadas similares que pueden producirse en el futuro.

Creemos que, dentro de esa vía por intensificar la búsqueda de soluciones, se podría estudiar la negociación de preacuerdos por parte de las administraciones con empresas que tengan máquinas y medios especializados, con el fin de que puedan suponer una aportación importante al operativo en casos de nevadas excepcionales.