CONFAE ANALIZA LOS DATOS DEL IPC EN NOVIEMBRE

Viernes, 13 - Diciembre - 2013

En la recta final del año 2013, esta mañana hemos conocido los datos del IPC correspondientes al mes de noviembre Índice que elabora el Instituto Nacional de Estadística y que, como se sabe, mide el coste de la vida. Dentro del contexto actual y unido a otras variables nos ayuda a comprender el estado de la situación económica actual. En este sentido, no es de extrañar los valores tan bajos, incluso negativos, que ha tenido la inflación en los últimos meses. Es sabido que cuando una economía está recesión cae la producción de bienes y servicios, el consumo, la inversión el empleo, los beneficios empresariales, los salarios, la bolsa de valores y, evidentemente, también la inflación. Precisamente, el estado en que ha estado nuestra economía durante más de dos años, hasta que por fin, recientemente hemos conocido que estadísticamente la economía española, también la regional, salía de la recesión, es decir, tras 27 meses en negativo, el PIB, por fin, volvía a valores positivos. De esta manera, si los otros indicadores empiezan poco a poco a remontar es previsible que la inflación también se recupere y se mantengan en valores razonables. Todavía no estamos en esa situación como demuestran los datos del IPC de noviembre. En el caso de nuestra provincia, la tasa de variación anual de inflación sube cuatro décimas respecto a la de octubre (-0,1 %) situándose en el 0,2 %. En Castilla y León, la tasa de variación anual sube tres decimas respecto a la del mes anterior (0,1 %) y se queda en 0,4 %. En el conjunto de España la tasa de variación anual se sitúa en el 0,2 %, cuatro décimas más que la registrada en Noviembre. Un mes en el que los precios en todas la provincias españolas se sitúan entre el 0,8 % de Cantabria y el -0,6 de Melilla. Según el INE, este ligero incremento se debe a que los precios de los carburantes -tras los impuestos que los gravan -descendieron, sí, pero menos que en el mismo periodo del año anterior. A lo que se añade la estabilidad en el precio de los automóviles frente a la bajada del año anterior. También ha influido el mantenimiento del precio de las comunicaciones durante este mes frente al abaratamiento que sufrieron en 2012.