CONFAE ANALIZA LOS DATOS DEL IPC DE MAYO

Viernes, 13 - Junio - 2014

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, durante el mes de mayo los precios subieron en la provincia de Ávila una décima respecto al mes anterior (0,1 %),  situando la tasa de variación anual en el 0,1%. En lo que va de año, los precios han bajado un 0,5 %.

 

En Castilla y León los precios se han comportado de manera similar, han subido respecto al mes anterior una décima (0,1 %), en lo que va de año, también, han bajado un 0,5 %, situándose la tasa de variación anual en el 0,2 %.

 

En el conjunto de Españ respecto al mes anterior, los precios no han sufrido ninguna variación, por lo que la tasa de variación anual se queda en el 0,2 %. En lo que llevamos de 2014, los precios han descendido un 0,3%.

 
 

El comportamiento de los precios durante el mes de mayo se debe, según el INE, a la bajada que han experimentado algunos grupos como el del ocio y la cultura (-1,4%); el de los alimentos y bebidas alcohólicas (-0,3 %); y  el de los hoteles, cafés y restaurantes (–0,1%).

 

Por el contrario, a pesar de que su repercusión haya sido mínima, han subido los precios en los grupos del vestido y el calzado; como suele ser habitual también en el grupo del transporte, que como se sabe, refleja los incrementos de los impuestos que gravan los carburantes en origen, sin embargo, en este grupo ha bajado el precio del transporte aéreo.

 

A la vista de estos valores, un mes más, se van confirmando las previsiones que se hicieron a primeros de año y que pronosticaban una inflación muy baja durante este año.

 

Tampoco es nueva la posición de CONFAE respecto a la moderación de los precios en beneficio de empresas y familias por cuanto repercute en el poder adquisitivo y en los costes generales de la empresa. Si bien es cierto, no sólo la inflación merma la capacidad económica de las empresas y las familias.  Existen otros factores como el incremento de la presión fiscal; precisamente España es el tercer país de Europa con más carga fiscal para las empresas si se incluyen las cantidades que las compañías pagan por las cotizaciones sociales. Y no podemos olvidar que todo lo que sea lastrar la actividad empresarial supone un impedimento más para la creación de empleo y la reducción efectiva de la tasa de paro en España, una de las más altas de Europa. Parece evidente de que sería conveniente que a la moderación de los precios le siguiera una reducción de la carga fiscal.