CONFAE ANALIZA LOS DATOS DEL IPC DE ENERO

Viernes, 14 - Febrero - 2014

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, durante el mes de enero los precios bajaron la provincia un 1,3 % respecto al mes anterior; situando la tasa de variación anual en el 0,3 %.

 

En Castilla y León los precios también han bajado, en este caso un 1,4 % respecto al mes anterior y en el conjunto de España igualmente han descendido hasta un 1,3 %, registrándose una tasa de variación anual del 0,3 % y del 0,2 %, respectivamente.

 

El descenso del IPC durante el mes de enero se debe, según el INE, a la bajada de los precios del vestido y el calzado ( -14,9%)  debido al efecto de las rebajas de invierno; del ocio y la cultura (-2,1%) por el abaratamiento del viaje organizado; el grupo del Transporte también acusa un descenso del -0,5 % por la ligera bajada del precio de los combustibles en origen, en ningún caso de los impuestos que los gravan. El grupo de las comunicaciones anota un descenso en sus precios del 1,5% debido a la bajada de los precios de los servicios telefónicos. Igualmente han bajado los precios en el grupo del menaje, un -0,8%, debido al abaratamiento de los artículos textiles para el hogar y los muebles.

 

Por el contrario, de diciembre a enero, se han incrementado los precios del grupo Alimentos y bebidas no alcohólicas un 0,4 % por la ligera subida del precio de los pescados frescos y las frutas. No obstante, a pesar del incremento general del grupo, han bajado los precios de las legumbres y las hortalizas.

 

El otro grupo en el que han subido los precios respecto al mes anterior es el de la Vivienda, en concreto, un 0,5% debido a la subida de la factura de la luz y del servicio del suministro de agua.

 

 

En distintos medios de comunicación se ha dicho que la inflación del pasado mes de enero se sitúa en niveles de hace 50 años.

 

Sin embargo, más que inflación podríamos hablar de deflación porque la bajada de los precios durante el último mes dejan tasas negativas en distintos puntos de España: Cáceres, Badajoz, Tarragona, Navarra o Melilla. Y en el resto, con tasas cercana al 0,1 %,

 

Como se sabe, los efectos de la bajada y subida de los precios son varios y cambian a lo largo del tiempo. Aunque lo deseable es el término medio,  la bajada de los precios puede contribuir a aumentar el consumo, la inversión y el comercio exterior, pero sólo si se corrigen las causas fundamentales que provocaron el inicio del descenso de los precios.

 

De todos modos, desde CONFAE siempre abogamos por una moderación de los precios por cuanto supone un mantenimiento del poder adquisitivo y unos costes laborales y productivos razonables y equilibrados. En cualquier caso, en la inflación como en muchas otras cosas, la virtud está en el punto medio, y tan perjudicial es que suban mucho los precios como que bajen demasiado.