Desde la Confederación Abulense de Empresarios consideramos totalmente negativa la nueva subida del paro durante el mes de septiembre que reflejan los datos publicados esta mañana por el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Así, a lo largo del último mes el paro subió en la provincia de Ávila en 1.183 personas -de julio a agosto lo hizo en 343-, lo que supone un 8,29% más que respecto al mes anterior y un total de 15.450 personas desempleadas. De éstas, 7.801 son varones y 7.649, mujeres.

Por sectores, de las 15.450 personas inscritas en el INEM, 661 pertenecen al sector de la Agricultura, 1.374 al de la Industria, 3.891 al de la Construcción, 7.796 al de Servicios y, las 2.328 restantes, al colectivo "sin empleo anterior".

En Castilla y León, también ha vuelto a subir el desempleo, en concreto, en 7.256-de julio a agosto la subida fue de 3.517-, un 3.93% más respecto al mes anterior, situándose la cifra total del paro en 191.675 personas.

Al igual que se ha incrementado a nivel nacional. En concreto lo ha hecho en 95.187 personas- de julio a agosto subió el paro en 51.185 personas-, lo que supone en términos relativos un 2,32% más, situándose la cifra total de paro en España en 4.226.744 personas. Hace un año, ésta alcanzaba los 4.017.763 y hace cuatro años, en 2007, los 2.017.363 por lo que no cabe duda de que todas las previsiones negativas, calificadas entonces de alarmistas, se están cumpliendo.

Una mala noticia que, sin embargo, sigue sin sorprender a nadie dado que los esfuerzos por parte de las Administraciones Públicas por mejorar las condiciones de las empresas para que puedan generar empleo siguen siendo ineficaces. Más bien, todo lo contrario, ya que estas Administraciones adeudan a las empresas más de 45.700 millones de euros. Lo que no hace sino agravar las condiciones de las pymes que sufren el estancamiento del consumo, la falta de crédito y desde hace tiempo, la morosidad pública. Con este panorama parece obvio es bastante difícil crear empleo.

En este sentido, desde las Organizaciones Empresariales esperamos que el nuevo Plan de Empleo contribuya a la generación efectiva de empleo con responsabilidad y realismo. Haciendo especial hincapié en aquellos colectivos que están sufriendo en mayor medida los embates de la crisis como es el caso de la población joven, las personas mayores de cincuenta años y los parados de larga duración.