Tras seis meses en descenso (de febrero a julio), el paro en el mes de agosto ha permanecido prácticamente constante en Ávila, ya que el número de desempleados ha crecido en cuatro personas, lo que supone un aumento del 0,04 por ciento. Este porcentaje se sitúa muy por debajo del crecimiento regional (1,36%) y nacional (1,50%).

En términos anuales, el paro registrado desciende un 10,85 por ciento en nuestra provincia, frente a la caída del 9,42 por ciento en Castilla y León y del 5,92 por ciento en España.

El peor dato se produce en Ávila en el sector servicios, donde el número de parados aumenta en 95 personas. Y es que agosto es un mes tradicionalmente malo para el empleo al terminar la campaña de verano y este sector suele ser el más afectado.

Desde CONFAE se considera positivo que Ávila mantenga el tipo en dicho mes, al igual que ya hizo en agosto de 2017 (-0,19%) y de 2016 (-0,04%). A pesar de ello, existen 10.569 personas sin trabajo, una cifra demasiado elevada para una provincia que continúa sufriendo importantes carencias, especialmente en el sector industrial. Y en esa apuesta por la reindustrialización que tienen que impulsar las administraciones locales, regionales y nacionales debe jugar un papel fundamental el Plan Ávila 2020 ‘Estrategia para la industria y el empleo’.

También se considera necesario la puesta en marcha de más medidas de flexibilidad, de impulso a la actividad económica y de mejora del marco regulatorio, con el fin de aumentar la competitividad de la economía y permitir que las empresas generen empleo de forma sostenida.

Por último, hay que señalar que las afiliaciones a la Seguridad Social aumentaron un 0,34 por ciento durante agosto (185 personas más en la provincia). También ha crecido el número de autónomos en 15 personas, superándose la cifra de los 14.500 en Ávila.